sábado, 31 de agosto de 2013

De cómo emigrar a U.S.A. y vivir para contarlo


Este post no trata de incitar a nadie a hacer un viaje por todos conocido como peligroso. Tampoco es una apología al recorrido que un grupo de amigos y yo realizamos para llegar a los Estados Unidos. Pero puestos ante la decisión ya tomada de aventurarse en pro del sueño americano, espero que pueda servir de referencia para evitar o al menos minimizar situaciones riesgosas a aquellos que están en camino o pretenden hacerlo en el futuro.

De nuestra propia experiencia, les dejo varios tips o consejos que me parecen útiles.

La preparación:

Decidirse a dejar la seguridad del lugar donde uno se encuentra para partir hacia lo ignoto, solo con la esperanza de una vida mejor pero sin certeza de poder lograr la meta, no es cosa que se deba tomar a la ligera. Tenga en cuenta que usted se está aventurando hacia lugares que no conoce geográficamente, que se va a encontrar con personas que no siempre van a tratar de ayudarle y en muchos casos puede estar seguro de que tratarán de aprovecharse de usted de alguna manera. Note también que durante todo su camino usted tiene altas probabilidades de cruzarse con autoridades policiales y migratorias que en el mejor de los casos lo detendrán y dejarán seguir después de dejarse querer por el consabido soborno, pero en los peores escenarios lo pueden deportar de regreso a su lugar de origen, retenerlo durante días o semanas, o entregarlo como moneda de cambio a bandas delincuenciales que operan en las rutas que siguen los migrantes.

Dicho esto, empecemos por lo referente a la preparación del viaje.

  • Únase a un grupo de personas en las que confié: Este es tal vez el mejor consejo que pueda darle. El viaje que usted está a punto de emprender genera un gran estrés por lo peligroso e incierto. No viaje solo y asegúrese de hacerlo con personas que sean de su total confianza porque la va a necesitar para tomar decisiones y apegarse a lo planeado, para tener apoyo y ser una sola voz cuando se enfrenten a momentos tensos con autoridades, coyoteros e hijos de mala madre que se encontrarán por el camino. En el grupo se cuidarán las espaldas mutuamente y entre todos se asegurarán de que nadie se quede perdido en lugares de difícil acceso o cuando haya que aprovechar la oscuridad para cruzar las fronteras.
  • Preocúpese por los asuntos logísticos de su viaje: Haga su tarea antes de que llegue la fecha de salida, infórmese acerca de todos los detalles que puedan ser de importancia como el estado del tiempo, la mejor ruta a seguir o combinaciones de rutas, las características de las zonas fronterizas por donde cruzará, los servicios de transporte y sus costos. Usted debe tener al menos una idea de cuanto le costará viajar en cuanto a pasajes, alimentación, hospedaje, posibles mordidas de policías corruptos, tarifas que cobran los coyoteros, etc. Estudie las tasas de cambio de moneda para saber cuánto dinero necesita en cada etapa del viaje y así no pierda demasiado en los cambios o que al salir de un país hacia otro le sobre dinero que no pueda volver a cambiar. 
  • Sobre el dinero: Aunque generalmente el migrante no maneja grandes sumas de dinero, este tema es bien importante. Lo esencial a tener en cuenta es no viajar con todo el dinero de que dispone, lleve solo una parte que garantice avanzar la mayor distancia posible, pero deje el resto con una persona de confianza que pueda enviarle giros de efectivo cada vez que usted lo necesite durante el camino. Es posible que esto le genere gastos adicionales en cuanto a tarifas de Western Unión o Money Gram, pero nunca serán comparables a perder todo el esfuerzo de meses de ahorro por causa del asar o de robos. En los temas logísticos deberá tener claro en qué países le permiten recibir transferencias de efectivo utilizando su pasaporte, pues hay lugares donde no es posible y esto puede ser causa de retrasos en su viaje. También es esencial que no transporte todo su dinero en un solo sitio. Divídalo en sumas pequeñas y escóndalo en diferentes lugares que le hagan difícil la tarea a potenciales ladrones y extorsionadores.
  • Provisiones: Ligado con lo anterior está la decisión acerca de qué cosas llevar como equipaje. Pues le aconsejo que lo menos posible. Por experiencia le digo que cada libra de más que transporte le va a pesar el doble cuando se vayan acumulando los kilómetros de viaje y tenga que acarrear ropa sucia, comida, productos de aseo, accesorios útiles para orientarse en el día y la oscuridad, medicinas, etc. Si viaja en verano lleve solo lo necesario, no acumule cosas sucias o viejas, mejor deshágase de lo ya usado y compre por el camino lo que vaya necesitando. El ir sobre cargado además de atentar contra su agilidad cuando más la necesita, le delata ante los ojos entrenados para detectar a ilegales. Trate siempre de aparentar ser una persona de la zona en la que se está moviendo, por eso no se vista de forma llamativa ni con atuendos que brillen en la oscuridad. 


Durante el viaje:

Lo primero que debo aconsejarle para cuando ya se encuentre en su ruta es que no confíe en nadie. Esto no se contradice con el primer tip que habla del grupo con el que usted viaja, solo es una advertencia para que no se olvide que está en terreno ajeno y que usted no es más listo que nadie aunque se lo crea. El objetivo que usted se ha propuesto le exige proceder con prudencia y una mezcla de cautela y audacia según el momento. Pero no olvide nunca que en la confianza está el peligro.

  • Hable lo menos posible: Algo que usted probablemente no podrá fingir es el acento con el que habla y si es usted cubano su forma de hablar es detectable a 15 kilómetros de distancia. Si no es estrictamente necesario hablar, mejor permanezca callado y cuando no quede más remedio que hacerlo hable bajo y cerca de las personas que le acompañan. Los coyoteros y policías tienen un olfato especial para detectar a sus presas por el aspecto de forasteros y la manera de comportarse, pero si encima le escuchan hablando en un acento raro esa es la manera más directa de llamarlos.
  • Tenga a mano dinero para emergencias: Aunque se que ya le dije que escondiera bien su dinero, no lo haga al punto de no tener disponible una suma destinada a emergencias, en un lugar accesible. Esta deberá ser lo suficiente para convencer a alguien en caso de que se necesite sobornar para poder continuar, pero no tanto como para lamentar su pérdida en caso de robo. También le servirá para comer o para pagar transporte cuando lo amerite. Cada vez que haga uso de su dinero para emergencias repóngalo extrayendo del resto de los escondites que haya preparado, pero ojo, no lo haga donde puedan verle. Busque siempre un lugar seguro donde transferir su dinero desde el escondite hacia su bolsillo. En algún que otro momento el dinero de emergencia puede ser sustituido por objetos de valor como relojes, cámaras, celulares, etc., en el caso de que se necesite ¨convencer¨ a alguna autoridad para que le deje seguir camino.
  • Comunicaciones: Usted necesita estar comunicado tanto con la persona que quedó detrás sirviéndole de apoyo seguro para transferirle dinero, como con los potenciales contactos que utilizará para moverse por los países que atravesará y para cruzar las fronteras. Es muy útil que viaje con un teléfono celular que utilice tarjetas SIM que pueden ser compradas en cada país visitado. Le aconsejo que no lleve un super teléfono que pueda generar la codicia de los delincuentes o de policías corruptos. Trate de conectarse a internet cada vez que pueda para que mantenga informados a sus amigos y familias acerca del lugar en que se encuentra. Esto además de tranquilizarlos le sirve como respaldo de seguridad para que puedan encontrarlo en el supuesto caso de que se extravíe o sea secuestrado. A tono con esto último, le recomiendo expresamente no utilizar teléfonos públicos para comunicarse con sus familiares en USA o en su país y si lo hace asegúrese de no dejar rastro de los números a los que llama. Los delincuentes que medran a costa de los emigrantes aprovechan esto para llamar posteriormente a sus familiares y exigirles dinero a cambio de liberarlo a usted de un supuesto secuestro.

Otros detalles:

Este es un tema del que se puede estar hablando mucho y siempre podrán olvidarse detalles. Depende de la experiencia de cada cual el agregar más información a este post. A la distancia de un año ya después de mi llegada a USA puedo haber olvidado algunas cosas pero esto es lo que me parece esencial. Invito a todos los que lean y hayan tenido una experiencia similar a incluir sus comentarios al final de este escrito y así puedan servir a los lectores que están en medio de su viaje. Que todo sea por ayudar a quienes se están arriesgando en este momento por ese camino.




5 comentarios:

  1. ¿cuanto dinero recomienda para que te dejen seguir una autoridad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno eso no tiene una respuesta fija. Depende mas bien de cuanto te pidan ellos y tu bajar esa cifra hasta el nivel que ellos acepten. Otros se conforman con lo que tu propongas, entre 40 y 50

      Eliminar
    2. Man yo ire para mexico dime cual es la mejor ruta

      Eliminar
    3. Hola. Bueno yo en el blog narre todo el detalle de nuestra ruta, que es la unica que conozco y no puedo decirte si es la mejor o la peor. Mucha gente hicieron ese camino y hoy estan aqui. Otros hicieron otro camino y tambien llegaron. Lo que necesitas es mucha suerte, mucho juicio para tomar buenas decisiones y que Dios te guie.

      Eliminar
  2. sabes a quien se puede contactar en costa rica u honfduras ,para q te guie o ayude, estamos botados en costa rica y no sabemos como salir

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, siempre los leo y me ayudan

Entradas populares